Baños con agua helada después de hacer ejercicio

Si tienes tiempo ejercitándote, quizás has escuchado de los baños con agua helada después de hacer ejercicio. Los cuales, son muy común entre las personas que se someten a entrenamientos muy fuertes como los fisicoculturista, boxeadores, futbolistas (mayormente de fútbol americano), entre otros. Cabe decir que estos baños, se le denominan crioterapia. Y tienen como propósito aliviar los malestares pos-ejercicio, además de otras funciones. Así que, hemos decidido explicar el por qué es recomendable y como realizarla.

¿En que ayudan los baños con agua helada después de hacer ejercicio?

Cuando una persona se somete a entrenamientos exageradamente fuertes, tienden a romperse las fibras musculares. Lo cual, causa mucho dolor, hematomas, hinchazón, además de otros síntomas. Los baños con agua helada después de hacer ejercicio colaboran a una mejor circulación de sangre, además, de que ayuda a regenerar con mayor rapidez las células del cuerpo, lo cual acelera la reparación de daños (como las rupturas de las fibras musculares). Así que, se podría decir que por sus grandes beneficios no tan solo puede ayudar a personas que realicen ejercicio, sino, también a cualquier persona común y corriente que haya sufrido de algún desgarre del musculo o algo parecido.

¿Quiénes pueden someterse a baños con agua helada después de hacer ejercicio?

Como dijimos anteriormente, prácticamente cualquiera que sufra de alguna molestia muscular fuerte. Sin embargo, debemos destacar que los baños de agua helada son bastante difíciles de soportar. Pero, se ha notado que mientras la persona posea más masa muscular, menos difícil le es soportar las bajas temperaturas.

¿Cómo se debe realizar la crioterapia?

Primero que todo se necesita una tina o bañera, como prefieras decirle. ¿Por qué? Porque para hacer los baños de agua helada después de hacer ejercicio, la persona debe de sumergirse casi completamente. Además de eso, se necesita una bolsa de hielo, porque por lo menos el 30% de la bañera debe estar llena de este. Y obviamente, también necesitamos agua fría o temperatura ambiente, para que el hielo no se derrita rápidamente.

Bueno, luego de llenar casi hasta el tope la bañera o tina, y echarle el hielo, la persona debe de realizar una serie de estiramientos básicos para relajar el cuerpo. Después, cuando sea el momento de sumergirse se recomienda hacerlo lentamente pero sin detenerse. Mientras más se tarde en meter, más difícil será el proceso. Luego de haberse sumergido (no es necesario meter la cabeza), debe de esperar entre 5 y 10 minutos. Para alguien que realice este tratamiento por primera vez, es recomendable hacerlo acompañado.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*