Que es el dedo del pie en martillo y como tratarlo

dedo del pie en martillo

El dedo del pie en martillo es una deformidad común en mujeres adultas. Mayormente, porque es el resultado de la utilización diaria o constante de zapatos ajustados y/o tacones. Lo cual, es normalmente acostumbrado por mujeres; quienes siguen los estándares de belleza sacrificando la comodidad y hasta en algunos casos su bienestar. Por lo cual, hablaremos sobre lo que es realmente dicha patología y los tratamientos que se pueden emplear para su cura.


¿Qué es el dedo del pie en martillo?

El dedo del pie en martillo (también conocido como “dedo en martillo” o “dedo de pelotero”), es una deformidad de los dedos del pie en la cual, el dedo se encuentra “agarrotado”, sin poder estirarlo. Y en la mayoría de las veces tienden aparecer callos (Piel dura y engrosada) y hasta verrugas plantares (en el peor de los casos).

En la mayoría de los casos el dedo que tiende a presentar dicha deformidad es el segundo dedo, alado del “dedo gordo”. Se piensa que es porque mayormente es el más largo de los que tienen tres falanges. Sin embargo, no quiere decir que los demás dedos no pueden también sufrirlo.

dedo del pie en martillo


 

¿Cuáles son las causas?

Como mencionamos de forma breve anteriormente, realmente la causa más común es el uso constante de calzado inadecuado que obliga a los dedos adoptar una posición fuera de lo común. Como por ejemplo: zapatos ajustados en la punta o de una talla menor. Los tacones por otro lado, cuando son de punta mayor a 4 cm de altura para poder mantener un mejor equilibrio, tendemos a flexionar los dedos y ejercerles presión.

Cabe destacar que también puede causarlo un traumatismo. Es decir, un golpe muy fuerte en alguno de los dedos del pie. Algunas personas, han llegado a sufrir fracturas en los dedos las cuales no atienden y el dedo termina con dicha patología.

Otro articulo que te puede interesar: Daños que pueden provocar los tacones


¿Quiénes pueden sufrir de dedo del pie en martillo?

Realmente cualquier persona podría sufrir dedo del pie en martillo, solo se necesita utilizar un calzado inadecuado. Aunque, también algunas veces se puede presentar en niños como una deformidad congénita pero es poco común. El porcentaje de hombres que lo sufren se podría decir que es bajo, al igual que de niños. Las personas que más lo sufren son las mujeres mayores de 25 años. Sin contar, que también existen otros factores que podrían aumentar la probabilidad de padecerlo que son:

  • Artritis: Las personas que sufren de problemas en las articulaciones (rigidez, dolor, etc) son propensas a este tipo de enfermedades.
  • Diabéticas: Dicha enfermedad tiende a debilidad tanto los músculos y cartílagos, haciendo también más propensos a los afectados.
  • Edad: Mientras mayor es la edad, las articulaciones se vuelven más rígidas.

Tratamientos para dedo en martillo

Los tratamientos para el pie de martillo dependen de la gravedad del mismo. A continuación los explicaremos:

Tratamiento para casos leves

Se recomienda la utilización principalmente de calzado ligero y si es posible acolchonado. Existen férulas y vendajes que se pueden ajustar en los dedos para que regresen a su estado normal. También podemos mencionar que se pueden emplear ejercicios fisioterapéuticos y automasajes. En el proceso de rehabilitación se pueden tomar analgésicos como el ibuprofeno que es de venta libre en caso de presentar dolor.

Tratamiento para casos graves.

Para los casos graves es necesaria la intervención quirúrgica. Usualmente este tipo de operación suele ser simple y sin complicaciones. Sin embargo, en muchos casos se tiene también que hacer rehabilitación.

Otro articulo que te puede interesar: Remedios caseros para aliviar los pies adoloridos


Como evitarlo

  • Calzando una talla correcta, que no ajuste en ninguna área del pie.
  • Usando tacones de pocos centímetros. Y de ser necesario la utilización de un tacón alto, se recomienda que no sea constante, sino, en casos puntuales.
  • Visitando a un médico si sufrimos un golpe fuerte en unos de los dedos del pie.

Cabe destacar que este artículo es meramente informativo. Lo ideal siempre será asistir a un médico para que realice una revisión adaptada a las necesidades de cada uno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*