Dormir con corrector de postura

Cuando una persona comienza a utilizar un corrector de postura la mayoría del tiempo, es por cuenta propia. Lo cual, hace que muchas preguntas se hagan presente y la más común suele ser “puedo Dormir con corrector de postura ”. Así que, hemos decidido explicar los “Pros” y “contras” que tiene, además de algunas recomendaciones.

¿Cuáles serían las ventajas de dormir con corrector de postura?

Primero debemos de mencionar que el uso prolongado del correcto favorece enormemente a la postura, es decir, mientras más lo usemos, más rápido se acostumbrara nuestro cuerpo a la nueva posición. Además de esto, los correctores en sí, ayudan a que los dolores de espalda disminuyan mientras se utiliza. Claro, al principio es incómodo la utilización, sin embargo mientras exista una constancia, el proceso de adaptación será más rápido.

Además, muchas personas prefieren no utilizar durante el día los correctores de postura. Ya sea por cuestión de estética o porque sus actividades diarias no lo permiten. Así que, el Dormir con corrector de postura, sería una opción que se puede tener presente.

En resumen, las ventajas de dormir con corrector de postura serian:

  • Rápida adaptación (Si se utiliza día y noche)
  • Rápidas mejoras (Si se utiliza día y noche)
  • La apariencia personal no se verá afectada.
  • No será un obstáculo para las actividades diarias.

¿Cuáles serían las desventajas de dormir con un correcto de postura?

Aunque dormir con correcto de postura tiene muchas ventajas, nada es perfecto y también tiene sus desventajas. Anteriormente dijimos que “mientras más se utilice, más rápido el individuo se adapta”, eso no quiere decir que deje de ser incómodo. Y cabe decir, que sentir una gran incomodidad puede ser solo un aviso de que algo no está bien. Para ser más específicos, si una persona siente mucha incomodidad, quizás los músculos de la espalda y hombros, estén sufriendo contracciones o algún otro síntoma no favorable mientras esta usando el correcto. Todo depende de la persona

Para explicar mejor el tema, les recordamos que los correctores de postura pueden ser correas, fajas, arneses… etc. Que básicamente dejan mucho más rígida y en una posición más recta la espalda. Lo cual,  puede llegar a ser fastidioso y hasta un poco doloroso dependiendo del problema y la gravedad de cada persona. Así que, tomando en cuenta lo dicho anterior, se podría decir que para una persona que este acostumbrada a moverse durante la noche, que tenga problemas para conciliar el sueño y demás. No es recomendable la utilización de su uso en el tiempo nocturno.

En resumen

Lo mas recomendable en estos casos serian tomar un tiempo de prueba, para saber si la persona puede o no, utilizar el corrector de postura durante la noche. La prueba puede realizar durante 3-4 días, dependiendo de que tan cómodo, incomodo o doloroso sea la utilización del corrector, podrá tomar una decisión propia si de verdad debe dormir con el corrector de postura o no.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*