Fractura de costillas: Tratamiento y recomendaciones

En este articulo hablaremos de los síntomas, tratamiento y recomendaciones para curar una Fractura de costillas, de la mejor forma posible, tomando en cuenta cuales son las mas propensas a sufrir daño, las posibles causas y mencionando algunas recomendaciones para un mejor alivio.

El ser humano posee 24 costillas en total, 12 de cada lado. A pesar de eso, solo 14 son consideradas costillas, 6 son “falsas” y 4 “flotantes”. A las costillas las recubre cartílago y tejido que las une al esternón.

Usualmente, las costillas en sí, no son las que se rompen, aunque esto no quiere decir que no se puedan astillar o partir. Lo más común, es que se considere como “fractura”, algún daño en el tejido o cartílago. Cuando la fractura es en el hueso, los pulmones al igual que el corazón, podrían ser perforados, arriesgando la vida del individuo.

Las costillas más propensas a romperse son las falsas a causa de ser las mas débiles y con menos recubrimientos.

Image result for fractura de costillas

Síntomas de fractura de costillas


  • Sentir dolor al respirar.
  • Inflamación en la zona donde más se afinca el dolor.
  • Posibles hematomas.
  • Dificultad para moverse.
  • Sensación de “pinchazos”.

Tratamiento


Lo primero que se debe de realizar es una radiografía de tórax para verificar que tanto daño existe. Si es algo superficial, el especialista (traumatólogo), indicara el uso de vendas, calmantes y antiinflamatorios.

Un daño grave, se debe de operar para regresar las costillas a su lugar, además de curar cualquier otro dalo que la ruptura haya causado. Si el dolor es insoportable, lo más posible es que el traumatólogo recete esteroides.

Posibles causas


Una fractura de costillas, es posible en los siguientes escenarios:

  • Un choque automovilistico.
  • Un fuerte golpe dirigido a las costillas falsas.
  • Caerse de unas escaleras
  • Algún tipo de enfermedad relacionado con los huesos.

Recomendaciones


  • Evitar el esfuerzo físico de cualquier tipo, es decir, no se debe alzar peso, moverse bruscamente, etc.
  • Tomar adecuadamente el medicamento, sin abusar de la dosis prescrita.
  • Aplicar calor en la zona, pueden utilizarse compresas.
  • Duchas largas con agua tibia para relajar los músculos.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*