Remedios caseros para aliviar las contracciones musculares

En otros artículos hemos hablado sobre como aliviar las contracciones musculares. Sin embargo, nombrando los métodos convencionales de la medicina y poco sobre las formas naturales que también tienen un buen efecto sobre nuestro cuerpo, aunque algunas veces su efecto sea un poco más lento pero en muchos casos más saludable y beneficiosos.  Así que, hablaremos específicamente sobre remedios caseros para aliviar las contracciones musculares. Además de explicar que son y los síntomas que tienden a presentarse.


¿Qué es una contracción muscular?

Básicamente la contracción muscular es cuando los músculos se tensan o agarrotan. Perdiendo su común elasticidad, impidiendo el movimiento normal de los mismos.


¿Cuáles son los síntomas de una contracción muscular?

Realmente identificar una contracción muscular es sencillo a causa de que los síntomas tienden a ser muy obvios y los nombraremos a continuación:

  • Dolor intenso al hacer un movimiento.
  • Molestia constante.
  • Dificultad para realizar movimientos que anteriormente eran sencillos. Por ejemplo: Al tener los músculos del hombro o cerca de estos, contraídos, se convierte en una tarea difícil levantar el brazo o simplemente mover el hombro hacia atrás.
  • Algunas veces puede presentarse hematomas.
  • También es común que exista hinchazón.
  • Sensación de calambre constante.

Otro articulo que quizás te pueda interesar: Como aliviar los músculos adoloridos por el ejercicio


¿Cuáles son los remedios caseros para aliviar las contracciones musculares?

Los remedios caseros para aliviar las contracciones musculares de forma rápida y efectiva son los siguientes:

Té de manzanilla con azúcar

La manzanilla contiene grandes propiedades relajantes de los músculos. Usualmente, las mujeres que sufren de dolores menstruales fuertes, se les recomienda tomar Té de manzanilla al haber dolor. Sin embargo, para una contracción muscular, sería ideal tomarla dos veces al día, una en la mañana y otra en la tarde-noche. Cabe destacar, que también se ha notado que colabora a la desinflamación.

Te de Valeriana

La Valeriana se recomienda mayormente para casos de estrés. Sin embargo, posee propiedades que ayudan a relajar las contracturas musculares. Normalmente recomienda tomar aproximadamente 300 a 900 gm. Su preparación es realmente sencilla, en tiendas naturistas se puede conseguir pulverizada y a dos litros aproximados de agua, se le agregan dos cucharadas soperas. Se puede endulzar con azúcar o miel.

Cabe destacar que los remedios tomados para relajar las contracciones musculares, no se recomienda ingerirlo estando embarazada ni si se sospecha del mismo.

Baños de agua con sal

Los baños con agua salada ayudan mucho a las contracturas musculares. Pero, se recomienda hacerlos con agua tibia y no con agua fría, para una mayor eficacia. Básicamente al agua tibia le debemos aplicar sal, hasta que consideremos que se encuentra salada.  Lo ideal, es que nos sumerjamos dentro de la misma, por unos 10 o 15 minutos.

Pasta de arcilla roja

La pasta de arcilla roja es excelente remedio casero con diferentes usos. Dependiendo de cómo se prepare, ayuda a disminuir la inflamación y contractura muscular. En este caso, se recomienda comprarla en polvo (se puede conseguir en tiendas naturistas, ferreterías, etc), e irla poco a poco mezclando con agua fría hasta que no queden grumos y sea fácil de moldear.  Luego, se debe colocar en el área afectada, aproximadamente de 25 a 45 minutos. Después, se puede retirar fácilmente con agua y jabón si es necesario.

Todos los remedios que nombramos a continuación son bastantes efectivos y económicos al momento de tratar este tipo de malestar. Sin embargo,  se recomienda que aunque sean remedios naturales y caseros, tomar precauciones al momento de hacerlos y no excederse en las veces ni en las cantidades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*